María Belén Milla Altabás

María Belén Milla Altabás, premiada con una Mención Honrosa en la X edición de “El Poeta Joven del Perú” (2017), nos cuenta:

“Cuando uno es joven y empieza a escribir poesía duda mucho de sí mismo. Es difícil encontrar el coraje para enfrentarse al mundo de la poesía y publicar libros que lleven tu nombre. El reconocimiento que otorga el concurso “El Poeta Joven del Perú” es muy valioso. En un país donde los premios literarios se cuentan con los dedos de la mano, “El Poeta Joven del Perú” es una ventana importante para visibilizar tu trabajo como poeta. Sobre todo, para tomarte en serio como autor. La mención honrosa que recibí en 2017 me sigue acompañando hasta el día de hoy. Es como una voz que constantemente te repite que lo que escribes tiene valor y que debes seguir haciéndolo. El libro con el que concursé fue publicado ese mismo año y hoy cuenta con una reciente edición española. Para mí, el concurso fue más que un diploma. Fue la primera apuesta de largo aliento en mi poesía, y eso es algo que valoro muchísimo.”

Su mensaje a los jóvenes peruanos con talento literario sería: “No tengan miedo de mostrar su trabajo. Muchas veces la falta de confianza es el peor enemigo de un artista. No le tengan miedo al fracaso. Dejen que lo que tienen entre manos alcance la altura y el brillo que merece, sin temor a la caída. Pero trabajen mucho. Lean y escriban mucho. La poesía no es diferente a las demás expresiones artísticas. Como la danza, la pintura o la música, la poesía requiere de trabajo duro y de una absoluta dedicación. No lo tomen a la ligera, pero tampoco se abrumen. Sabrán que un poema está listo cuando cada palabra sea indispensable, cuando después de leerlo sientan, de verdad sientan, que han dejado en el mundo algo necesario. No duden nunca que una sola frase, un solo verso apuntando en la buena dirección puede ser un arma de poder incalculable.”

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *