Y sucedió esa tarde.

 


La tristeza del hombre andino (1938) – Martín Chambi 

 

Y SUCEDIÓ ESA TARDE

Y sucedió esa tarde…
la neblina lo envolvía,
sonaba el aire

Frío derramado,
piedras en desorden…
¡Qué lejos la fila,
soledad del Ande!
Aguacero serrano
que moja el llanque;
resbala la paja de gualte.
Chirapa de invierno,
barro de la falda,
pastores de ovejas,
horizonte gualda…
Lejos la quebrada
con su hilo de lluvia;
la rueca tejiendo,
la mano callada;
el perro sentado
moviendo su cola,
el ruido del rio
trayendo su nota…

Y sucedió esa tarde…
la niebla lo envolvía,
sonaba el aire.

 

De ‘Poemas breves’ (1940)
Marco Antonio Corcuera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *